Cuidados básicos del tatuaje recién hecho

Guía básica para cuidar un tatuaje recién hecho

Te ha costado elegir qué tatuar y dónde hacerlo y ahora que sales del estudio con tu piel marcada con ese dibujo tan especial te preguntas qué tienes que hacer para que tu tatuaje recién hecho luzca perfecto para siempre.

Cuidar un tatuaje recién hecho es una tarea relativamente sencilla pero nos exige tomarnos algo de tiempo cada día y ser lo más cuidadoso posible con su limpieza. Buscamos dos objetivos: que la zona cicatrice cuanto antes y que el diseño y colores de nuestro tatuaje queden perfectos. Ten en cuenta que el 40% del resultado final de tu tatuaje dependerá de los cuidados que apliques sobre él.

Toma nota de estos 10 cuidados básicos para tu tatuaje recién hecho y no tendrás problemas.

1. El plástico protector

Cuando tu tatuador termine de hacer el dibujo que hayas escogido sobre tu piel colocará una capa de plástico protector sobre tu tatuaje. Su objetivo es que la sangre coagule y evitar infecciones de la zona. Retira el plástico en torno a tres horas después de salir del estudio, lávalo y cúralo. Si el tatuaje está en una zona de roce frecuente con prendas de vestir o complementos, vuelve a taparlo con plástico¿Crema o apósito?

2. ¿Crema o apósito?

Son los dos métodos con que contamos actualmente para curar un tatuaje. Desde InkSweet Tattoo recomendamos siempre el empleo del apósito por ser un método más higiénico y que requiere menos cuidados. Te hablamos de él y de cómo cambiarlo con detalle en este post. Básicamente estos apósitos cubren nuestro tatuaje y lo mantiene en condiciones óptimas de asepsia a la vez que ayudan a su cicatrización. El cuidado con los apósitos es mucho más sencillo, pues solo necesitas cambiarlo a las 24, 48 y 72 horas de salir del estudio.

Mientras, las curas con la crema Bepanthol han demostrado su eficacia a lo largo de muchos años. Durante la primera semana tendrás que aplicar la crema un par de veces al día, siempre después de haber lavado bien la zona del tatuaje.

3. Las manos siempre limpias

Parece una afirmación innecesaria pero hay mucha gente que no se toma la molestia adecuada antes de curar su tatuaje. Las manos son una de las zonas del cuerpo que más gérmenes puede llegar a concentrar y el tatuaje es una herida abierta a la entrada de todo tipo de bacterias. Lava bien tus manos con agua tibia y jabón, frotando entre tus dedos y cepillando las uñas hasta que la zona haya cicatrizado por completo.

4. Un lavado cuidadoso

Limpia tu tatuaje dos veces al día usando para ello agua tibia y un jabón neutro. Aplica un poco de jabón en la yema de tus dedos y pásalo con un suave masaje circular por tu tatuaje previamente humedecido. Ten cuidado de no arañarlo y sécalo siempre con papel o gasas estériles, nunca con toallas.

5. Evita las prendas ajustadas

Durante el periodo de cicatrización del tatuaje recién hecho, que dura entre 10 y 15 días, es mejor prescindir de toda prenda o complemento que lo oprima para que la piel pueda respirar y cicatrizar antes y mejor. Recuerda que si la ropa va a estar en contacto con el tatuaje es conveniente taparla con un plástico protector.

6. Ojo con el deporte

El sudor puede irritar tu piel, causarte picor y dañar tu tatuaje. Durante la fase de cicatrización es preferible que evites las visitas al gimnasio.

7. Mantenlo hidratado

Una vez tu tatuaje haya cicatrizado ya no es necesario que uses apósitos cicatrizantes ni cremas tipo Bepanthol pero sí que garantices que tu tatuaje está bien hidratado. Aplica una crema libre de perfumes al menos una vez al día.

8. Protégelo del sol

Durante el periodo de cicatrización de un tatuaje recién hecho es absolutamente desaconsejable tomar el sol. Después, ten en cuenta que los rayos UVA pueden dañar no solo tu piel sino también los colores de tu tatuaje. Aplica siempre una capa protectora UV 50+ en la zona tatuada cuando vayas a exponerte al sol. Aquí te contamos qué otras precauciones debes tomar si te tatúas en verano.

9. Ojo con rascarte

Los primeros días tras hacerte un tatuaje puedes notar cierto picor en la zona. No te rasques. Si el picor es demasiado intenso, acude a tu tatuador para que compruebe que todo marcha bien. Es posible que la zona esté muy seca y eso te cause el prurito. Además, si te salen costras en el tatuaje no las levantes bajo ningún concepto. Y no te preocupes si has ido a la playa y empiezas a pelarte. La piel se regenerará si la hidratas de forma adecuada y tu tatuaje lucirá igual que siempre.

10. Espera para bañarte

De la misma forma que te recomendábamos esperar a que el tatuaje cicatrice para hacer deporte o tomar el sol, pospón los baños en la playa y la piscina también unos días hasta que la piel del tatuaje haya sellado por completo.

0 99