El diseño de tatuajes ha cambiado mucho a lo largo de la historia, tanto que hoy hablamos de un montón de estilos de tatuaje: acuarela, japonés, realista, cartoon… Hay dos que podemos definir precisamente por la oposición de sus características: old y new school, dos estilos muy diferentes y que representan lo que los tatuajes fueron en sus inicios y lo que son hoy día gracias a la evolución de las técnicas y los materiales.

Cómo es un tatuaje old school

El tatuaje tradicional, como se conoce también a este estilo, surgió como un tipo de tatuajes para aquellos que estaban al margen de la ley. El paso del tiempo ha permitido que podamos establecer características y temáticas para este tipo de tatuajes que lo definen como diseños fundamentalmente en blanco y negro o con colores primarios como mucho y composiciones sencillas carentes de volúmenes.

Cómo es un tatuaje new school

Los tatuajes new school empezaron a vivir su efervescencia en la década de los 70 y en la zona de San Francisco. A lo largo de estas décadas han cambiado mucho y se definen por el uso de mucho colorido y diseños de estética pin-up.

En qué se diferencian

  1. Los contornos. Ambos estilos emplean contornos claros para sus diseños, pero mientras el tatuaje old school los escoge sólidos, con líneas muy limpias y negras, el new school las escoge no tan gruesas, que delimiten bien pero de una forma mucho más sutil.
  2. Los colores. El negro es el color estrella en los tatuajes old school, que también puede emplear toques de otros como el rojo, el amarillo, el verde y el marrón fundamentalmente. Mientras, el tatuaje new school se caracteriza por el empleo de colores de lo más variados, brillantes y eléctricos, con distintas intensidades y degradados.
  3. La iconografía. Animales, motivos marineros y bélicos, la muerte y temas esotéricos son los temas más frecuentes en los tatuajes tradicionales. Los tatuajes new school prefieren temáticas de la animación, los cómics, el manga y el anime, los videojuegos y los grafitis, temas mucho más modernos.
  4. Los diseños. Donde el tatuaje tradicional se decanta por los diseños simples, carentes de volúmenes y con un gran gusto por los detalles, el new school elige propuestas más cuidadas, empleando las últimas técnicas y los mejores materiales manteniendo, eso sí, todos los detalles posibles.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.