El cover up es una técnica de tatuaje que permite cubrir un antiguo diseños que ya no nos gusta o que no ha resistido bien el paso del tiempo para darle una nueva vida. Ejemplos de cover up encontrarás son dificultades en internet, pero conviene que tengas en cuenta algunos aspectos básicos sobre este tipo de tatuajes:

  1. El nuevo diseño cubrirá el tatuaje antiguo. Que este sea más o menos apreciable de cerca dependerá de la pericia de tu tatuador. Los cover up serán siempre más grandes que el diseño a tapar.
  2.  Los tatuajes hechos con tinta negra son los más difíciles de tapar y nos obligarán a usar el mismo tono como base del nuevo diseño.
  3. No todos los estilos pueden emplearse para un cover up. Algunos, como el acuarela o el puntillismo, no consiguen cubrir viejos diseños.

Descubre algunos ejemplos de cover up

Este cover up es obra de José Prieto, que cubrió un diente de león con unas preciosas flores con opacidades que recuerdan al estilo acuarela.

Cover up de José Prieto

En estos ejemplos de cover up podemos ver cómo Santi H ha logrado tapar diseños en negro con impresionantes tatuajes de estilo realista, su especialidad.

Vene 430 es una apasionado del estilo neotradicional y eso se deja ver en sus covers. ¿Qué te parecen estos?

María Krug también ha usado sus agujas para hacer covers tan chulos como estos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.