Tatuaje vegano en Ink Sweet

Tatuaje vegano, diseños respetuosos y comprometidos

Ser vegano es algo más que una moda o tendencia que afecta a nuestra forma de comer. Es una verdadera filosofía de vida que lleva a quienes lo defienden a rechazar la utilización y consumo de todos los productos que tengan un origen animal o hayan sido testados en ellos.

Por sorprendente que pueda parecerte, el mundo de los tatuajes está lleno de materiales de origen animal, desde los que se emplean para preparar la piel hasta los que ayudan a tu diseño a cicatrizar, pasando por las tintas.

En Ink Sweet somos conscientes y respetuosos con las reivindicaciones veganas y contamos con opciones para poder hacernos tatuajes cruelty free sin que el proceso o el resultado se vean alterados.

Cómo es un tatuaje vegano

1. Misma calidad. La diferencia fundamental entre este tipo de tatuajes y uno tradicional está en los productos que se emplean en el proceso, huyéndose de todos los que emplean glicerinas, una grasa animal, o gelatinas obtenidas principalmente de los huesos y tendones de vacas y cerdos. Por lo demás, dispondrás de la misma variedad de colores, la misma versatilidad de diseños y la misma calidad que en cualquier otro tattoo.

2. En la preparación de la zona. Desde el mismo momento en que decidas hacerte un tatuaje y el profesional prepare tu piel podría estar usando productos inadecuados para un tatuaje vegano. Por ejemplo, las cuchillas de afeitar suelen tener bandas de gel para facilitar el rasurado, un gel que puede ser de origen animal y que no son aptos para tatuajes veganos. En Ink Sweet contamos con cuchillas especialmente indicadas para tatuajes veganos. Depilar tú mismo la zona en casa es una buena forma de evitar confusiones. Tras el rasurado llega la desinfección, fundamental para que nuestro tattoo no nos dé problemas a posteriori. En Ink Sweet nos aseguramos de usar tanto jabones como desinfectantes que no cuenten con glicerinas de origen animal y que no hayan sido testados en animales.

3. A la hora de dibujar. El primer paso para hacer un tatuaje es poner un transfer, un material que nos permite transferir el diseño a la piel. La mayoría de ellos contienen lanonina, una cera producida por las glándulas sebáceas de mamíferos. Este problema no lo encontrarás con nosotros pues Spirit@ Vegan Thermal, la marca en la que confiamos, es cruelty free. Y tampoco lo tendrás con la vaselina que se usa para lubricar la zona y que suele tener grasas animales. En cuanto a las tintas ¡es increíble la cantidad de restos animales que pueden contener, desde huesos a corazas de insectos! Marcas como Intenze, Eternal o Starbrite, que están entre las favoritas de nuestros tatuadores, son veganas.

4. El cuidado posterior. Se basa en el uso de una crema cicatrizante y un film transparente para cubrir y proteger la zona. Si quieres que tu tatuaje siga respetando tus principios, asegúrate de que la farmacéutica o laboratorio que formule la compra que escojas no ha testado sus productos con animales. Suelen indicarlo en sus prospectos. Es importante que no tengan lanonina ni cera de abejas. Pero, tranquilo, si te decides a hacerte tu tatuaje vegano con nosotros te contaremos encantados las cremas que puedes usar sin miedo.

0 103

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.