La higiene y la hidratación adecuada son claves para conseguir que tu tatuaje se cure correctamente. En nuestra Guía día a día para curar tu tatuaje recién hecho te damos toda la información que necesitas para completar el proceso. Además, toma nota de los productos para curar un tatuaje que necesitarás.

Productos para curar un tatuaje

  1. Jabón neutro
    En los primeros días después de hacerte un tatuaje deberás lavarlo al menos dos veces al día. Hazlo siempre con agua tibia y un jabón neutro respetuoso con tu piel. Aplica movimientos circulares sobre la zona sin presionar demasiado con los dedos y cuidando que no se arañe si llevas las uñas largas. No uses esponjas porque acumulan bastante suciedad.
  2. Papel secante
    Aunque mucha gente prefiere secarse con una toalla, las fibras textiles de estas se pueden desprender, quedando sobre la piel y si no usas una limpia cada vez que te laves, puede tener bacterias que infecten tu tatuaje. Para evitarlo usas gasas estériles o papel de cocina. A la hora de secar, hazlo con suaves toquecitos para eliminar el exceso de agua, sin arrastrar. Una vez hayas retirado la mayor cantidad de agua, déjalo secar al aire una media hora antes de aplicar cremas o cubrir la zona.
  3. Pomada cicatrizante
    Una vez hayas lavado la zona y dejado secar, deberás usar una pomada cicatrizante para mantener la piel bien hidratada, algo que ayudará a que se cure antes. Aplica siempre una capa muy fina. Se cree erróneamente que dar una capa gruesa de crema hidrata mejor la piel. Nada más lejos de la realidad. Los componentes hidratantes y humectantes entran en nuestra piel a través de los poros. Aplicar demasiada hará que los poros se obstruyan, que el sudor y los fluidos no puedan salir y aumentará el riesgo de infección.
  4. Film transparente
    El tatuaje es una herida que debe protegerse de los agentes externos los primeros días cubriéndolo con un film transparente. Tu tatuador te indicará cuántos días y cómo usarlo.
  5. Apósito curativo
    Es un producto para cicatrizar un tatuaje que está cada vez más de moda ya que reduce sustancialmente los cuidados a aplicar sobre la zona y acorta los plazos de cicatrización. Si tu estudio lo emplea, te colocarán uno al salir del estudio que levantarás a las 24 horas para colocarte el segundo. Este lo mantendrás dos días, lo levantarás, colocarás el tercero y tres días después estará curado. Siempre que lo levantes tendrás que lavarlo y secarlo, además de aplicar pomada cicatrizante.
  6. Pomada antibiótica
    No es un producto que deba aplicarse siempre sobre la zona. De hecho, si curas el tatuaje correctamente no lo necesitarás porque cicatrizará bien y no se infectará. La pomada antibiótica será prescrita por un médico solo en caso de que tu diseño esté infectado y requiera cuidados especiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.