Mi primer tatuaje ¿Qué debo tener en cuenta para hacerme un tattoo?

Logo Ink Sweet Tattoo Madrid, Estudio de tatuajes. Primer tatuaje

Se los ves a tus amigos, en las series y películas, navegas por la red en busca de los diseños más espectaculares…

Los tatuajes te atraen tanto que te has dicho “voy a hacerme mi primer tatuaje”. ¡Sabia decisión!

Eso sí, no por sabia debe ser menos meditada y analizada antes de dar el gran paso. 

Te contamos las 5+1 cosas que debes tener en cuenta antes de hacerte tu primer tatuaje.

mi-primer-tatuaje-ink-sweet-tattoo-studio-madrid-recortado-negro

Qué valorar al hacerme mi primer tatuaje

Vas a permitirnos que empecemos en esta ocasión por el final, por el “+1” del que acabamos de hablarte y es que nos parece que es lo más importante que has de considerar antes de tatuarte: un tatuaje es para siempre.

Vale que puedes hacer un cover up sobre él si te cansas dentro de unos años o incluso eliminarlo con láser, pero el primer diseño que te tatúes te cambiará para siempre.

Lo primero porque ya sabes que es difícil eliminar todos los restos de un tatuaje y lo segundo porque te abrirá las puertas a un mundo del que te enamorarás.

Estamos seguros de que una vez des el paso ese primer tatuaje se convertirá en el primero de muchos.

Dicho esto, ¡vamos al lío!

  1. El presupuesto. Un tatuaje es una obra de artesanía en el que el tatuador pone toda su habilidad y su creatividad. Según el tamaño, el estilo y el diseño final, tu tatuaje llevará más o menos horas de trabajo y, por lo tanto, costará más dinero. 
  2. El tamaño. Cuanto más grande sea el diseño, más espacio ocupará, más sesiones necesitará, más tardará en cicatrizar y más costará. Quizá comenzar con un gran tatuaje sea una opción muy ambiciosa, pero tampoco habría problema por ello si estás convencido. 
  3. La zona. Si el dolor es una de tus preocupaciones antes de hacerte el tatuaje, piensa bien en qué parte del cuerpo vas a tatuarte. La cabeza, el cuello, las orejas, los labios, la axila, el interior del bíceps, la zona dorsal y baja de la espalda, los glúteos, las costillas, el estómago, las manos, los dedos, los genitales, la parte interior del muslo, la parte trasera de la rodilla y los pies son las zonas consideradas más dolorosas. Por el contrario, los gemelos, tobillos, el antebrazo y la parte alta del brazo son las más benévolas en este punto.
  4. El diseño y estilo. ¿Qué tipo de tatuaje va más contigo: uno acuarela lleno de sutiles coloridos, uno realista plagado de detalles, prefieres uno vegano que sea respetuoso con los animales…? Decide bien qué tipo de diseño y en qué estilo quieres hacer tu primer tatuaje y busca después un tatuador a la altura de tus pretensiones. Es importante que siempre busques a un profesional especialista en el estilo que más te guste pues aunque todos tengan habilidad con las agujas cada estilo tiene sus propios requerimientos técnicos. 
  5. El cuidado posterior. Pensar antes de hacerte un tatuaje todas estas cosas son necesarias, pero no conviene olvidarse del “después”. Un tatuaje no deja de ser una herida en tu piel que necesita cuidados especiales durante unos días para que cicatrice por completo, no se infecte y tenga el mejor de los resultados.

En esta guía encontrarás todos los cuidados que necesitas aplicar para que el proceso se complete a la perfección.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Boton-subir-al-principio-Ink-Sweet-Tattoo-Studio-Madrid