Son raras, infrecuentes y evitables si elegimos bien dónde nos tatuamos y cuidamos de la forma adecuada nuestro tatuaje en los días posteriores. Y aún así, las enfermedades asociadas a los tatuajes inquietan a muchos de los que quieren lanzarse a hacerse su primer tatuaje pero no se atreven a dar el paso.

Elige bien

Escoger un buen estudio de tatuajes que cuente con las autorizaciones, homologaciones y revisiones oportunas, es fundamental para evitar muchas de las enfermedades que se han asociado con los tatuajes tradicionalmente. Patologías de transmisión sanguínea como las hepatitis o el VIH hoy han desaparecido de los estudios gracias a las exigentes medidas higiénico-sanitarias de las autoridades. Aún así, acude al estudio antes de hacerte el tatuaje y observa bien cómo es. Los tatuadores deben usar guantes estériles que cambiarán con cada tatuado y “estrenarán” agujas nuevas y debidamente guardadas en envases estériles para cada diseño. Si no ves eso en el centro al que vayas, busca otro.

Las enfermedades que puede causar un tatuaje

Como decíamos al comienzo, es infrecuente que un tatuaje cause patologías en una persona sana y en la mayoría de los casos estos problemas van a estar causados por un mal cuidado de la zona. Aún así, te contamos qué dificultades podrías encontrarte al hacerte tu tatuaje para que sepas cómo actuar.
  1. Alergia a la tinta. Las tintas contienen componentes de lo más diverso desde restos de animales (como caparazones de insectos en el caso de la tinta negra) a metales como el titanio o el mercurio. El sector de las tintas está en continuo proceso de evolución y mejora y ha conseguido reducir las alergias al mínimo. Pero el mínimo no es igual a 0. La picazón, inflamación de la zona y dermatitis pueden aparecer incluso años después de hacerse el tatuaje, algo que es más frecuente si se emplean tintas rojas, verdes, amarillas y azules. Una buena forma de evitar estas alergias es optar por un tatuaje vegano ya que sus tintas, al estar hechas con elementos vegetales, suelen generar menos alergias y resultan más naturales y de más fácil asimilación para nuestra piel. En Ink Sweet Tattoo podemos hacer un tatuaje completamente vegano si quieres escoger esta opción.
  2. Infecciones en la piel. Es un problema que aparece cuando no hacemos un buen cuidado del tatuaje en las horas y días inmediatamente después de la sesión. Un tatuaje no deja de ser una herida sobre nuestra piel que ha erosionado por la presión de la aguja la dermis. Como en cualquier herida, necesita limpieza y desinfección para evitar que las bacterias colonicen la zona y acaben infectando nuestro tatuaje. La infección por Estafilococo dorado (Staphylococcus aereus), es la más común en nuestro sector y se caracteriza por inflamar la piel y hacer que supure. Si tu tatuaje llega a infectarse deberás ir a tu médico para que revise la zona, compruebe la gravedad de la infección y te paute el tratamiento adecuado, que consistirá en antibióticos orales y, quizá, una pomada antibiótica tópica. Pero, como dice el refrán, “vale más prevenir que curar”, así que asegúrate de limpiar correctamente tu tatuaje y no tendrás mayor problema. En este artículo encontrarás toda la información que necesitas para cuidarlo correctamente.
  3. Granulomas y queloides. Son otros problemas de la piel que pueden aparecer relacionados con los tatuajes. El granuloma es una reacción natural a la presencia de la tinta bajo tu piel. El cuerpo la detecta como un agente extraño, reacciona y envía defensas a la zona, causando hinchazón que mejorará en unos días. Los queloides por su parte son áreas elevadas que aparecen cuando hay un crecimiento excesivo del tejido cicatrizal y que hacen que nuestro tatuaje parezca tener cierto relieve.
  4. Problemas con las resonancias magnéticas. Son tremendamente infrecuentes, pero los referenciamos en este artículo porque aparecen en la literatura científica. Algunas personas con tatuajes han manifestado sensación de ardor, picor e inflamación en la zona al hacerse resonancias magnéticas que remitió unos días después. De la misma manera se rumorea mucho con que determinados pigmentos pueden hacer que los resultados de las pruebas no sean claramente visibles y dificultan el diagnóstico, pero no se cuenta con datos suficientes que avalen esta afirmación, por lo que esto no debería suponerte mayor problema.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.