Tinta y agua a tu servicio

El sector de los tatuajes ha evolucionado mucho desde los primeros diseños old school que empezaron a propagarse entre marineros y presidarios hace décadas. Hoy todos nos atrevemos a decorar nuestra piel con los más variopintos diseños y los tatuajes se han desprendido de ese aire de misterio y cierta marginalidad que los rodeaba.

Una de las razones para su éxito es precisamente la enorme evolución que se ha dado en los diseños, técnicas y estilos de tatuaje que hoy podemos hacernos y el tatuaje acuarela se sitúa como uno de los que más adeptos gana en los últimos 10 años.

Cómo es un tatuaje acuarela

¿Será su colorido? ¿Será la sensación de delicadeza que transmite? ¿El efecto 3D que permite crear gracias a la superposición de colores? ¿El gusto de los clientes por diseños más arriesgados y complejos a nivel técnico? ¡No tenemos una respuesta que explique por qué los fans de los tatuajes se decantan por este estilo pero es un hecho que cada vez lo vemos más en los estudios!

Si estás pensando en tatuarte y no te preguntas cómo es un tatuaje acuarela, atento a sus características.

  1. El uso de veladuras. Uno de los puntos fuertes de este estilo de tatuaje es el efecto que consigue crear sobre nuestra piel gracias a la superposición de veladuras con distintas opacidades e intensidades de color y que permiten crear una sutil sensación de profundidad y recordar a la imagen que las acuarelas dejan sobre un lienzo al aplicarlas con un pincel.
  2. Colores por doquier. La enorme calidad de las tintas actuales permite contar con una variedad de tonos e intensidades casi ilimitada. Si bien los tatuajes acuarela suelen decantarse más por los tonos suaves y delicados, lo cierto es que cualquiera se presta a priori para este estilo. Lo que sí se mantiene es una simulación de acuosidad a lo largo de todo el diseño, como si la tinta se hubiera mezclado con agua y hubiera lavado ligeramente nuestro tatuaje, difuminando sus contornos, desdibujándolos y haciendo que los tonos sean menos opacos.
  3. Temáticas muy variadas. Lo mejor de los tatuajes acuarela es que puede usarse con cualquier tipo de diseño que quieras. ¡El único límite es tu imaginación y la destreza del tatuador! En uno de nuestros blog comentábamos que podíamos distinguir tres tipos de tatuaje de estilo acuarela: los coloridos, que suelen prescindir de las líneas de demarcación y construirse solo a partir de los colores de las tintas; los contorneados, en los que sí se cuenta con un trazo más o menos grueso que define el diseño, aunque no lo delimite pues el color puede desbordarlo, y el estilo boceto o sketch, que combina suaves líneas que insinúan el diseño con colores que lo definen. Más allá de eso, podrás tatuarte frases, animales, elementos de la naturaleza, personajes de ficción… Aquí puedes encontrar algunas propuestas muy interesantes hechas por José Prieto.
  4. Un reto para el tatuador. Los tatuajes acuarela exigen mucha paciencia, destreza y constancia por parte del artista ya que debe ser capaz de encontrar el tono y nivel de transparencia perfectos para que el diseño final quede perfecto.

Si crees que el estilo acuarela es el tuyo, ¡no lo dudes más! En Ink Sweet estamos listos para hacer de tu sueño, una realidad.


2 Replies to “Características de un tatuaje acuarela”

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.