Un tatuaje, además de un recuerdo imborrable sobre tu piel, es un tipo de herida un poco peculiar que, como cualquier otra, requiere unos cuidados mínimos en los días posteriores a su realización para garantizar que la zona cicatriza correctamente, que no surge ningún problema y que el diseño va a estar perfecto por mucho tiempo. Si no eres riguroso y la cosa acaba mal, toma nota porque te contamos cómo curar un tatuaje infectado.

Prevenir, mejor que curar

La mejor forma de evitar que tu tatuaje se infecte es cuidarlo de la forma correcta. En el estudio te darán todos los consejos que necesitas para ello. Si emplean apósitos curativos, saldrás de la sesión con uno puesto que cambiarás a las 24-48 y 72 horas (al retirar el tercero ya no necesitarás más). Si aún no conocen los dones de los apósitos o tu tatuaje es de gran formato, cubrirán la zona con un film transparente para contribuir a la coagulación de la zona. Ya sea con film o con apósito, los tatuajes deberán lavarse igual: con agua tibia, jabón neutro y aplicando pequeños movimientos circulares muy suavemente. Cuando termines, sécalo a toquecitos sin arrastrar con un papel, aplica una capa generosa de crema cicatrizante y cúbrelo con apósito o con film. Si usas el segundo método deberás lavarlo al menos dos veces al día y seguir cubriéndolo hasta que la zona esté bien cicatrizada.

Algo va mal

Como te decíamos al inicio, aplicando estos consejos no tendrías que tener problema alguno con tu tatuaje. El enrojecimiento, la fiebre, el dolor, la hinchazón, el mal olor o las secreciones son algunos de los síntomas que indican que tu tatuaje puede estar infectado. En este post te damos más detalles para reconocer un tatuaje infectado. Si los notas en el tuyo, acude a tu médico cuanto antes.

Cómo curar un tatuaje infectado

Cuando sospeches que tu tatuaje no ha cicatrizado correctamente, acude a tu médico para que compruebe si efectivamente la zona está infectada. El tratamiento médico se basa normalmente en la prescripción de un antibiótico por vía oral y puede que una pomada antibiótica para ayudar a eliminar las bacterias de la zona. Si tienes fiebre o dolor intenso, puede pautarte antitérmicos y analgésicos. Es muy importante que tomes la medicación tal y como te dicen, a las horas indicadas y los días pautados. No concluyas el tratamiento por tu cuenta porque te encuentres mejor porque la infección podría volver y costaría más combatirla. Además del tratamiento puramente farmacológico, tu médico te insistirá en lo que ya te dijeron en el estudio: ¡que seas riguroso limpiando tu tatuaje! Sigue las pautas que te hemos dado más arriba siendo especialmente cuidado con el tema del secado ya que la zona estará muy sensible y podrías hacerte daño. Consulta con tu especialista la conveniencia de dejar el tatuaje sin cubrir para que la herida respire y cicatrice mejor. Esto será posible siempre que tu tatuaje no esté en una zona que vaya cubierta por ropa, en cuyo caso habrá que tomar otras medidas. Y si notas un dolor intenso y la zona está inflamada, recuerda que el hielo es un magnífico antiinflamatorio y calmante natural que te ayudará a ir reduciendo las molestias y la hinchazón progresivamente. Es importante que no te lo dejes más de 5-10 minutos cada vez que lo pongas (puedes hacerlo varias veces al día) y que lo envuelvas en una tela limpia para que no esté en contacto directo con la piel pues podrías sufrir quemaduras por el contacto con él. La mejoría si te pautan antibióticos se notará en apenas 3-4 días y si completas bien todo el proceso en entre 7 y 10 días tu tatuaje habrá cicatrizado y la infección será historia. Ante cualquier empeoramiento de los síntomas o si pasan esos 3-4 días y no notas mejoría alguna, consulta de nuevo con tu médico. Para redactar este artículo hemos revisado varios post, entre los que más nos han gustado está Tattoo Infection: Tips for Identification and Treatment de la web Healthline, que te recomendamos si quieres saber más sobre cómo curar un tatuaje infectado.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.