Cuidar bien un tatuaje es fundamental por varias razones. ¿Las fundamentales? Para evitar problemas en la zona y para que luzca perfecta todo el tiempo que sea posible.
En nuestra web encontrarás diferentes artículos en los que te hablamos de los cuidados del tatuaje, pero hoy queremos centrarnos en un producto concreto que usamos en nuestro estudio para curar tu tatuaje por su facilidad de empleo y por sus magníficos resultados. Descubre todo sobre Saniderm.

Qué es Saniderm

Saniderm es un apósito curativo que mantiene los fluidos y las enzimas naturales de tu cuerpo para mejorar la cicatrización de un tatuaje. Sin él, estos elementos se perderían por la evaporación y las costras que aparecen después de hacer un tatuaje. Los fluidos ayudan a mantener las células hidratadas y descomponen y eliminar el tejido muerto con mayor eficacia, por lo que el crecimiento de nuevas células es estimulada y el dolor se reduce significativamente.
Saniderm proporciona una barrera contra la suciedad, los agentes externos y la fricción y, como es completamente transpirable, elimina la proliferación de bacterias en la zona de la herida al permitir el paso de oxígeno.

Cómo usar Saniderm

El tratamiento completo con Saniderm se completará en seis días y se basará en el uso de tres apósitos.
El primero se pondrá en el mismo estudio, cuando terminemos de hacerte el tatuaje. Debes dejártelo puesto 24 horas y retirarlo con mucho cuidado, poco a poco y siempre en la dirección de nacimiento del pero.
Aplica en la zona una crema regeneradora de la piel y déjala al aire durante 30 minutos para que se absorba. Esta hidratación acelerará el proceso de cicatrización de la zona. Una vez pasado este tiempo, limpia la zona con agua tibia y jabón neutro sin esponjas y secando muy bien con una toalla suave sin frotar y coloca el segundo apósito. Es muy importante que te asegures de la zona está bien seca antes de poner el segundo Saniderm o podría despegarse. Este segundo apósito permanecerá en la zona 48 horas.
Pasado este tiempo, retira el apósito con cuidado, aplica tu crema regeneradora y deja secar 30 minutos y limpia tu tatuaje como te hemos indicado. Coloca tu tercer Saniderm y no te lo quites hasta que no pasen 72 horas.
Tres días después de poner este tercer apósito tu tatuaje ya habrá cicatrizado y bastará con que uses tu crema corporal hidratante habitual para que se mantenga en perfecto estado.

Si tienes cualquier duda acerca del uso o las ventajas de Saniderm, no dudes en consultarnos.

0 20

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.