Descubre todo lo que necesitas saber sobre el repaso del tatuaje

Decidir hacerse un tatuaje supone un paso importante en nuestra vida que nos suele llevar tiempo y un montón de preguntas: ¿qué me tatúo?, ¿en qué parte del cuerpo?, ¿qué estudio elijo para hacerme mi tatuaje?, ¿cómo tendré que cuidarlo después?, ¿qué estilo me quedará mejor?

Una vez hayas dado respuesta a todas esas preguntas, te decidas a dar el paso y luzcas con orgullo tu diseño puede llegar otra pregunta: ¿necesito hacer un repaso del tatuaje?https://inksweettattoo.es/repaso-tatuaje-cuando-necesario/

Cuándo es necesario un repaso del tatuaje

Y decimos que esta es una pregunta que puede llegar porque no todos los tatuajes necesitan ser repasados. Entre los casos más frecuentes que harán necesario este repaso están:

  • La mala cicatrización del tatuaje, fruto de un mal cuidado posterior pro parte de quien lo lleva. Esto puede dar lugar a que el diseño no luzca tan perfecto como debería e incluso causar infecciones en la zona. Seguir a rajatabla los consejos que te den en el estudio de tatuajes es fundamental para evitar este problema.
  • El empleo de tintas de mala calidad.
  • Hacerse el tatuaje con un profesional poco experimentado.
  • El paso del tiempo en aquellos diseños con colores vivos, que pueden perder intensidad poco a poco.
  • Un exceso de supuración de tinta. En los primeros días puedes notar una pequeña supuración de tinta que no es frecuente pero que no reviste gravedad alguna. El problema surge cuando esa supuración es excesiva y hace que nuestro diseño pierda viveza. Si tienes dudas, consulta con tu estudio de tatuajes para que comprueben qué puede estar pasando.

¿Repaso del tatuaje o cover up?

Aunque pueden parecerte opciones válidas para solucionar tu problema de un tatuaje que ya no te gusta, en la práctica son bastante diferentes. El repaso del tatuaje consiste fundamentalmente en eso, en devolver a un diseño ya tatuado sobre nuestra piel toda la viveza que tenía en su origen. Mientras, el cover up se basa en cubrir un tatuaje que ya no nos gusta, no solo porque ha perdido nitidez, sino porque quizá ya no queremos seguir luciendo ese motivo, y taparlo con un nuevo diseño. Para hacer un cover up necesitarás una superficie de piel mayor que la del tatuaje original que nos permita asegurarnos de que el diseño anterior no será visible. Aquí puedes leer todo sobre esta técnica.

Cómo se repasa un tatuaje

Si has decidido que el repaso es lo que necesita tu viejo tatuaje, el proceso de «retatuado» se desarrollará así:

1. Estudio de la zona. Tu tatuador analizará qué ha podido pasar para que tu diseño necesite un repaso y te dará los consejos básicos para evitar que ocurra de nuevo.

2. El diseño. Cuando vamos a repasar un tatuaje lo más frecuente es que trabajemos en dos vertientes: el repaso de las líneas que delimitan el diseño y la inyección de color en las zonas que han perdido intensidad. Eso determinará nuestro trabajo y hará que nos centremos solo en contornear el tatuaje, en «colorearlo» o que ambas cosas sean necesarias.

3. El proceso en sí. Una vez tenga claro qué tiene que hacer, el tatuador se pondrá manos a la obra y el proceso de tatuado será el mismo que en un tatuaje convencional. No podemos precisar cuánto durará el proceso pues dependerá del tamaño del tatuaje a repasar y de lo que tenga que hacer.

Cómo cicatriza un tatuaje repasado

El proceso de cicatrización es exactamente igual que el de un tatuaje convencional. Si te lo haces en Ink Sweet Tattoo, cuando acabemos aplicaremos una crema sobre tu piel y colocaremos un apósito curativo Saniderm que debes retirar 24 horas después. Lava la zona con agua tibia y jabón neutro y seca con una toalla limpia dando pequeños toquecitos, sin arrastrar. Pon un poco de crema cicatrizante y coloca un nuevo apósito en la zona que cambiarás 48 horas después, repitiendo el proceso y colocando un tercer apósito que ya dejarás 72 horas más. Pasado este tiempo no necesitarás más cuidados que la hidratación cutánea que uses habitualmente.

Si no estás usando apósitos curativos, lava el tatuaje al menos dos veces al día y seca como te hemos indicado más arriba. Después cubre tu tatuaje con una capa de crema cicatrizante y tápalo con film transparente hasta que la zona haya cicatrizado por completo

En Ink Sweet Tattoo estamos dispuestos para ayudarte en todo lo que necesites y estaremos encantados de asesorarte si necesitas repasar tu viejo tatuaje. ¡No dudes en consultarnos!


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.